Inicio » Administración / Management » ¿Las Patentes Incentivan o Desincentivan la Innovación?

¿Las Patentes Incentivan o Desincentivan la Innovación?


No hay ninguna respuesta concluyente, pero si tendencias. Esas tendencias se relacionan con: (i) la calidad de la patente; (ii) tipo de innovación; (iii) estado de desarrollo de un país; y (iv) tamaño de la empresa. Sobre la base de esas tendencias, propongo el siguiente modelo:

Patents Encourage-Discourage Innovation

Patents Encourage-Discourage Innovation

Este modelo explica cómo la calidad de la patente, el tipo de innovación, el estado de desarrollo de un país, y el tamaño de la empresa pueden desalentar la innovación. El modelo es un círculo dividido en  cuatro partes, con la lógica de que en su centro se encuentra el área que desincentiva la innovación (por ello, los signos negativos en él), y que la periferia es un área que incentiva la innovación (por ello, las marcas positivas en él ).

Además, los símbolos “+” y “-” no sólo indican las áreas que alientan y desalientan la innovación, respectivamente. Sino que también muestran cómo interpretar cada rebanada. Por ejemplo, el área de calidad de la patente se lee como: A más (+) calidad de la patente, lo más la patente fomenta la innovación; a menos (-) calidad de la patente, lo menos la patente fomenta la innovación.

Hablando claramente, es una cuestión de que tan en el centró estamos. Cuanto más en el centro nos encontremos en los cuatro sectores, los más las patentes pueden desalentar la innovación y viceversa.

Conclusiones (tendencias)

En primer lugar, parece que a menor calidad de las patentes, los más las patentes pueden desalentar la innovación. La poca calidad en las patentes significa que se concedió sobre algo obvio y no novedoso, bloqueando al verdadero innovador al añadir derechos de licencia. Por otra parte, tal pobreza en la calidad aumenta el riesgo de demandas provenientes de trolls. Así, las patentes incrementan el costo y el riesgo de la introducción de un producto en el mercado. Por el contrario, una mayor calidad en las patentes conlleva a que se cumpla el argumento utilitarista y del rebalse, limitando los efectos negativos del monopolio concedido por la patente.

En segundo lugar, parece que lo menos radical la innovación es, los más las patentes pueden desalentar la innovación. Menos radical significa más incremental, y la innovación incremental se basa en innovaciones anteriores. Por lo tanto, las patentes impiden nuevos intentos y enfoques procedentes de otros innovadores. Además, las industrias complejas se ven afectadas porque tienen que pagar varias licencias por las diferentes tecnologías que necesitan usar, lo cual desalienta la innovación. Además, las patentes promueven el comportamiento de troll en los primeros innovadores, mermando los esfuerzos de innovación por los de cobrar por licencias. Por otra parte, la protección monopolista que las patentes proporcionan parece ser eficaz cuando la innovación requiere de una alta inversión; el secreto no funciona, y es fácil de imitar, en otras palabras, cuando es radical.

En tercer lugar, parece que cuanto menos desarrollado es un país, lo más las patentes pueden desalentar la innovación. La mejora tecnológica de los países en desarrollo a través de la imitación y la adaptación se ve obstaculizada por las patentes, ya que impiden precisamente la imitación. Del mismo modo, los países en desarrollo que se basan en la importación, incluso pueden tener problemas para importar diferentes tecnologías debido a los derechos de propiedad de las empresas extranjeras. Además, todo el proceso de transferencia de tecnológica para los países en desarrollo puede verse seriamente dañado o neutralizado por la protección de las patentes. Sin embargo, los países en desarrollo científicamente avanzados parecen ser beneficiados en sus principales industrias como cualquiera otra empresa multinacional, lo que indica que las patentes son más beneficiosas cuando el país está más desarrollado.

Por último, parece que a menor tamaño de la empresa, lo más las patentes pueden desalentar la innovación. Las actividades de patentar y supervisar de su cumplimiento requieren de recursos que las PYMEs (SMEs) carecen, para las PYMEs concentrarse en asas actividades funciona en detrimento de la innovación debido a la asignación de los recursos que va a esas actividades. Además, las patentes tienen elevados costos directos e indirectos y consecuencias realmente costosas si se infringe una. Así, las patentes reducen el espectro de posibilidades para innovar. No obstante, para la PYME de alta tecnología la utilidad de las patentes se basa en la atracción de capital de riesgo, lo que se relaciona con los rasgos de la innovación radical. Más allá de eso, para las grandes PYMEs las patentes reducen el riesgo de ingeniería inversa sobre la base de sus productos, es decir de la copia. Todos esto dibuja la idea de que las patentes pueden fomentar la innovación cuanto más grande es la empresa.

Armado el rompecabezas, esas cuatro piezas forman las el Modelo “Patents Encourage-Discourage Innovation” (PEDIN). Este modelo es una abstracción visual de las cuatro observaciones anteriores; hace fácil entender y presentar cuando las patentes pueden desalentar o alentar la innovación. Es mi deseo que la comunidad de la innovación lo considere útil y provocador.

Nota: Este artículo se basa en el ensayo “Do Patents Encourage or Discourage Innovation?” del mismo autor. El ensayo se está adaptando actualmente en busca de su publicación en un Journal.

Anuncios

Escriba su comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: